...


Escribió P
latón que al principio de los tiempos los seres humanos tenían dos cabezas, cuatro piernas y cuatro brazos. Se sentían muy poderosos y quisieron enfrentarse a los dioses. Escalaron al cielo y lucharon contra ellos para destronarlos. Los dioses ganaron la batalla y Zeus decidió castigar a los humanos por su rebelión. Tomó una espada en la mano y los dividió a todos por la mitad. Zeus le pidió al dios Apolo que cicatrizase la herida en el ombligo y que volviera la cara de esos seres hacia el lado del corteLos humanos cayeron nuevamente a la tierra y desde entonces cada uno va en busca de su otra mitad. 

No es fácil encontrarla.